12 de gener, 2007

La canción del viernes (37) “Birdland” de Weather Report per Peix

¡Feliz y helado viernes a todos!

Para muchos, la música jazz es uno de los principales causantes, además del estrés, de la jaqueca común, también conocida como hemialgia. Una exposición intensa a la música de Herbie Hancock o Charlie Parker puede causar un profundo dolor (pulsátil) en la cavidad craneal, fotobia (molestia a la luz), fonofobia (molestia al ruido) y severas náuseas que suelen ir acompañadas de dolores abdominales. Además de crisis cefálicas de cierta importancia, el rechazo a este tipo de música es probable que desencadene, en individuos o colectivos poco tolerantes, estados de sopor alarmantes y enajenación mental. Por tanto, se recomienda la no audición de temas o composiciones que puedan clasificarse como jazz o sucedáneos (pese que en algunos discos de chill-out no se han registrado incidentes), y la extrema precaución en las bandas sonoras de los films de Woody Allen y Clint Eastwood. En fin, entiendo, que con criterio, gusto o disgusto, uno pueda o no satisfacerle un tipo de música, pero me resulta extraño tanto desprecio hacia el jazz. ¿Se requiere cierto esfuerzo para escucharlo? No que yo sepa ¿Es fácil de digerir? Depende de muchos factores. Con esto quiero decir que, evidentemente, no es una música sencilla y ligera pero, viendo la evolución, influencias y envergadura del jazz a lo largo de todo el siglo XX, me parece precipitado juzgarlo tan desfavorablemente. Me parece, también, que en la sociedad de la globalización y la inmediatez, donde comer en un fast-food es una costumbre y la demora de la carga de una página web unos segundos de más, provoca malhumores y bufidos, el jazz no tiene ninguna oportunidad. En esta vorágine de velocidad, la música con algo de complicación y de densidad no puede ser reconocida; no cabe, es un “palo” y da dolores de cabeza. Pero cualquiera que tenga paciencia y algo de curiosidad puede descubrir paisajes sonoros que nunca antes habrá podido apreciar, que jamás habrá soñado escuchar.


Como muestra de una hoja de ruta particular para los curiosos y no iniciados, recomendamos escuchar “la canción del viernes” de hoy, “Birdland” de Weather Report. Esta formación fue, sin duda alguna, junto a Return to Forever, el grupo de jazz de referencia en la década de los setenta. Un sonido único y particular, sumado al talento interpretativo y compositivo de sus componentes, hizo que durante más de diez años Weather Report fuera una propuesta de vanguardia e innovación. Nacidos de los discos más polémicos de Miles Davis, “In a Silent Way” y “Bitches Brew”, el por entonces, grupo de jóvenes promesas que estuvieron a las órdenes del trompetista de Saint Louis, se emanciparon del genio para dar rienda suelta a su poder creativo. Buena prueba de ello es “Birdland”, una composición excelente y vibrante que iniciaba uno de los discos de referencia de la banda, “Heavy Weather” de 1977. Más tarde, este tema, fue versionado por el popular grupo de jazz vocal, “Manhattan Transfer”, donde Joe Hendricks puso letra a la célebre tonada de Joe Zawinul. Los años pasan pero esta canción continúa fresca y joven como el primer día que se ensayó; acostumbra ocurrirle a las grandes canciones. El título hace referencia a un club de jazz de Nueva York, que se bautizó de esta manera en claro homenaje a Charlie Parker, uno de los creadores de bebop y, junto a John Coltrane, el saxo más influyente del siglo XX.

Weather Report se formó en 1970 con Joe Zawinul a los teclados y Wayne Shorter (miembro fijo de los combos de Miles Davis en esos últimos siete años) al saxofón. Durante los quince años que duró la banda fueron acompañados por músicos de renombre como: Miroslav Vitous al bajo eléctrico, Alex Acuña a la percusión, Dom Um Romao a la percusión, y muchos más, pero si tenemos de resaltar a alguien de esta lista éste es Jaco Pastorious. Claro que Jaco es otra historia muy particular, ya nos centraremos en él más adelante con un artículo completo. Solo recordar que estuvo con ellos desde 1975 hasta 1982 y que fue una leyenda del del instrumento de las cuatro cuerdas. Que revolucionó el mundo del jazz y el rock, inaugurando una escuela de bajistas que se caracterizaban por extraer sonidos jamás escuchados hasta entonces. Con él y otros (Stanley Clarke, Marcus Miller, Mark King...) el bajo dejó de ser el instrumento insípido que acompañaba a la batería en la sección rítmica, para madurar y pasar a ser un elemento de peso compositivo e interpretativo.

“Black market”, “Mysterious traveller”, el propio “Heavy weather" y el magnífico directo “8:30”, son algunos de sus mejores LPs. Una producción que cesó en 1985 cuando Joe Zaeinul y Wayne Shorter decidieron cerrar el proyecto y continuar sus carreras en solitario.

Cap comentari: