03 de febrer, 2006

La canción del viernes (17) “More than a feeling” de Boston per Peix


¡Feliz viernes!

El debate de la calidad de la música es, de por si, un debate complicado. Sobre gustos no hay nada escrito, y lo que a uno le hace vibrar a otro le aburre o le provoca nauseas. Definir lo que es bueno y lo que es malo, no solo es problemático si no que además hiere sensibilidades. Como todo en esta vida, los juicios se hacen apresuradamente, a salto de mata y sin el tiempo necesario para argumentar adecuadamente . Contagiados por los medios de comunicación, lanzamos pequeños y cortos titulares: “tal grupo es una mierda”, “tal otro es genial”. No entraremos en aspectos técnicos, porque la discusión se reduciría a tan solo unos pocos eruditos, pero el factor que más acaba influyendo en una sentencia personal es la simplicidad del “me gusta, no se porqué, pero me gusta”. ¿Una canción te hace vibrar, te hace sentir? No te preocupes más, tus vísceras están hablando por ti. No sabrás si esa canción es muy buena o muy mala, pero a ti se te va el corazón cuando la escuchas. De esos grandes placeres se nutre nuestra vida. Dejaremos para más adelante los diversos discursos que influyen en los juicios artísticos, que los hay, y hoy aterrizaremos en el campo de las emociones.

No sé porqué, pero esta canción me entusiasma. He oído otros temas de este grupo, pero no tienen la magia, el duende, de este “More than a feeling”. No es una formación que me despierte mucho interés, pero con esta composición llegaron al cielo. Esas guitarras, rayando lo metálico, junto a esos coros y ese “acelerón”, tan magistralmente orquestrado, te llegan hasta lo más hondo del alma. Con sus, ya bastantes, años encima, este tema ha sabido envejecer, no ha perdido su frescura. No voy a decir que Boston son el clásico grupo de una sola canción, estaría mintiendo miserablemente, pero tampoco voy a enaltecer sus obras. Pese a todo, podríamos recomendar también, con el permiso de los fans, “Peace of mine” y “Dont’t look back”.

“More than a feeling” se publicó en el primer trabajo de Boston, allá por 1.976. Categorizados rápidamente como la piedra angular del AOR (Rock orientado a adultos) su música sonó incesantemente en las radiofórmulas más comerciales. Con muchos altibajos, esta banda fue sacando álbumes con cuentagotas. Con una, más que destacable, mezcla de rock y popularidad, su legado ha llegado dignamente hasta nuestros días. Considerados como una de las perlas de la música del otro lado del charco, su fecundidad ha pecado de intermitencia y poca creatividad. Su líder, Tom Scholz, a menudo mitificado, estuvo más preocupado por sus negocios (inventó un amplificador para guitarra llamado “Rockman”) que por la composición. El egocentrismo y el perfeccionismo perdieron el talento de un grupo que apuntaba a leyenda del rock. Pese a todo, algunas de sus canciones fueron verdaderas joyas de la música rock. Este es el caso de la canción de hoy, un tema brillante y prácticamente olvidado.

2 comentaris:

Alex ha dit...

La veritat es que la cançó m'agrada força, però es veritat, no conec cap altre cançó dels Boston.

escoltainvisible ha dit...

Home, jo ja la veig tocadeta pel temps... Potser una mica lenta...
En fi, no em feu cas.
Mira que jo sóc de la època, eh?
Què passa amb "Video Kill the radio star"?