08 de febrer, 2007

No corras cuando llueva (21) per Fede Majdalani

4 comentaris:

escoltainvisible ha dit...

si señor! Viva la filosofía de los misterios de la naturaleza! Porqué, ciertamente, nuestros antepasados no fueron mas listos y tomaron a las cebras como monturas?

Y haciendo el paralelismo fácil: porque en lugar de amaestrar perros, nuestro común antepasado Jorge Gronf no se puso a amaestrar tigres dientes de sable, osos de las cavernas o mastodontes?

Lo peor es que quizá lo hiciera, pero la evolución siguió su curso y el dientes de sable se transformó en pavo de granja, el oso de las cavernas en ardilla y el mastodonte evolucionó hasta convertirse en pingüino.

Es todo bien cientifico y demostrable!

Anònim ha dit...

eran 3 en el sofa? Me acabo de enterar...

escoltainvisible ha dit...

Hostia!!! Es verdad!!! Son tres tipos!!!

Peix ha dit...

Anónimo, anónimo...